Pasar al contenido principal
Volver a la lista de noticias

AIRWIN: UNA SOLUCIÓN AERODINÁMICA

AIRWIN

13.01.2020

POMMIER, siempre atenta a las necesidades de los carroceros y los transportistas, anuncia el lanzamiento de una nueva e innovadora generación de deflectores traseros aerodinámicos para vehículos industriales.

UNA SOLUCIÓN AERODINÁMICA COMPLETA Y ÚNICA QUE GARANTIZA UN AHORRO SIGNIFICATIVO DE COMBUSTIBLE

Los nuevos kits de deflectores traseros aerodinámicos AIRWIN diseñados por POMMIER son el fruto de casi 10 años de I+D tanto a nivel interno como externo. AIRWIN es una solución innovadora resultante de un importante trabajo de optimización de la longitud de los deflectores, múltiples pruebas en túneles de viento y en carretera y validaciones en vehículos. 

Gracias a un concepto ingenioso y eficaz, los nuevos deflectores AIRWIN se presentan como una solución única y perfectamente desarrollada que aporta un ahorro significativo de energía para el vehículo tractor. Al mejorar la aerodinámica de los vehículos industriales, AIRWIN hace posible un ahorro de consumo de un 2,5 %, es decir, 0,7 litros en vehículos con un consumo medio de 27 litros a los 100 km. 

AIRWIN, un producto sencillo y patentado, se coloca en las puertas traseras del vehículo y se entrega listo para instalarse fácilmente, con un montaje rápido y un peso total reducido a menos de 20 kg por deflector en la versión estándar. 

Los kits AIRWIN, especialmente adaptados a vehículos que recorren grandes distancias en autovías o distancias en vías de alta velocidad (más de 75 km/h), ofrecen un rápido retorno de la inversión. Aunque están pensados principalmente para carrocerías secas (furgonetas y cortinas correderas), los kits AIRWIN también pueden instalarse en carrocerías frigoríficas. La gama, ya disponible, se compone de 2 versiones adaptadas a la altura de las puertas y es compatible con la mayoría de remolques, semirremolques e incluso vehículos tractores.

UN CONCEPTO AERODINÁMICO INGENIOSO, EFICAZ Y PRÁCTICO QUE RESPETA EL MEDIO AMBIENTE

Basándose en la desviación del deflector trasero que corta y conduce el flujo de aire a la parte posterior de la carrocería, AIRWIN permite reducir la depresión situada en las puertas traseras. Los deflectores actúan como aletas que fuerzan parte del flujo de aire para compensar la depresión aerodinámica que genera el vehículo, reduciendo así la resistencia aerodinámica. Esta técnica, que ya se utilizaba en el automovilismo, permite reducir a la mitad la longitud de los deflectores traseros con la misma eficacia en términos de ahorro de consumo. 

En términos de practicidad, la cinemática intuitiva y patentada de AIRWIN permite un ángulo de apertura de la puerta máximo de 265°, facilitando así el acceso a los muelles de carga. Los deflectores se van desdibujando de forma natural en la prolongación de las puertas, y la manipulación y la parada de las puertas siguen siendo las mismas. El mango de apertura y cierre de acero inoxidable de los deflectores está dimensionado para los usos más extremos y soporta golpes y manipulaciones en invierno. Las dimensiones reducidas y la solidez de AIRWIN son ventajas reales en la vida diaria y, además, hacen posible el paso del vehículo por las estaciones de autolavado sin que sea necesario replegar los deflectores. 

AIRWIN se adapta a todo tipo de vehículos y se ha diseñado para que los deflectores no superen en más de 200 mm la parte trasera del vehículo. 
Así, AIRWIN puede dejarse en posición de carretera en cualquier situación, incluso en zonas urbanas. Este aspecto, único en el mercado, presenta una ventaja considerable sobre todo en operaciones de carga y descarga. 

Así, AIRWIN cumple perfectamente la legislación relativa a los dispositivos aerodinámicos que estipula un ancho máximo total en carretera de 2650 mm, que los deflectores AIRWIN aprovechan al máximo. Por lo tanto, ya no será necesario bajar del vehículo para replegar los deflectores y acceder al centro de una ciudad o instalar un sistema de control complejo para replegarlos automáticamente. 

Por otra parte, el retorno de la inversión se hace efectivo en solo 28 meses con 120 000 km recorridos al año. En el caso de los vehículos que recorren 150 000 km al año, el retorno de la inversión será incluso inferior a los 2 años. Teniendo en cuenta que el coste del gasóleo sube constantemente, AIRWIN será sin duda más atractivo cada año, y se irá amortizando más rápido. 

Por último, al reducir el consumo de combustible, AIRWIN permite reducir las emisiones de CO2 y la huella de carbono, contribuyendo así a la protección del medio ambiente.